Diseña experiencias a partir de Big Data

Ana Juan

, Big Data
Diseña experiencias a partir de Big Data
Valora el artículo

El 80% de los clientes de hoy en día buscan mucho más que un mero producto, buscan experiencias. Desde que ve el spot o mupi en la parada del autobús, pasando por el proceso de “necesito o no necesito el producto”, hasta el proceso de compra. El Big Data puede mejorar el diseño de experiencias del cliente.

Mejorar el marketing a través del Big Data

Actualmente vivimos conectados al móvil. De hecho, cada vez que publicamos en nuestro muro de Facebook, retwitteamos una noticia o compartimos actualizaciones de nuestro Linkedin dejamos un rastro de datos. Pero no sólo es información sobre edad o ubicación, también obtenemos más conocimiento sobre las preferencias o gustos de los usuarios.

A partir de la información recopilada y analizada a través de herramientas big data, podemos tener una visión integral de los clientes. Con estos datos podemos establecer patrones de conducta y de compra, con la finalidad de diseñar experiencias vinculantes a un producto que se adapten a las necesidades y expectativas del cliente.

Primeros pasos hacía Big Data

Para mejorar la experiencia del cliente a través de la información obtenida tenemos que tener en cuenta varias premisas.

En primer lugar, tenemos que hacernos con una herramienta big data con capacidad para cruzar grandes volúmenes de datos de distintas fuentes. Además, que tenga un cuadro de mandos usable y comprensible por cualquier usuario, sin necesidad de que este tenga nociones avanzadas en informática.

A continuación, creamos segmentos de nuestros usuarios y clientes potenciales. Podemos empezar por centrarnos en los mejores clientes, aquellos más fieles y con mayor valor. Las campañas se pueden crear entorno a las preferencias específicas de un target, aumentando así las posibles ventas.

A la hora de plantear la campaña de marketing, proceso de compra y postventa, es fundamental diseñar una experiencia de cliente acorde a los gustos de nuestro target. De esta forma nos aseguramos que captará su atención y calará en su recuerdo. No es fácil diseñar una experiencia para el cliente, pero tampoco imposible. Es importante descubrir la forma en la que el producto o servicio mejorará la vida de nuestros clientes, es una buena forma de empezar.

Las personas compramos productos por varias razones, entre ellas, por necesidad o por satisfacer un deseo o como capricho. Por tanto, tenemos que tener claro si nuestro producto satisface un deseo de nuestro target o bien es algo que por las características del cliente cubrirá una de sus necesidades. A partir de aquí, arrancamos la lluvía de ideas y a crear una experiencia inolvidable.

Por último, tenemos que medir el efecto de nuestra campaña, si realmente los datos obtenidos a través de Big Data se han filtrado e interpretado de forma correcta, así como comprobar que la campaña ha alcanzado el objetivo marcado inicialmente.

Comments

comments