Política y Big Data, llegar al votante

, Big Data
Política y Big Data, llegar al votante
Valora el artículo

España se encuentra sumida en un año de desavenencias en la política, sin un gobierno establecido y con partidos políticos que se enredan en votaciones al sí, al no y a la abstinencia. El Big Data es la estrategia que les queda para seguir convenciendo votantes.

Del mismo modo que las empresas y marcas aplican Big Data para conocer a sus consumidores, sus preferencias y necesidades, los partidos políticos profundizan y analiza la gran cantidad de datos que tienen en instituciones públicas para definir el perfil de sus votantes, realizar acciones de marketing en política y establecer modelos predictivos de cómo actuarán los españoles ante las urnas.

¿Cómo llegar al votante?

Desde tiempos remotos las grandes campañas relacionadas con la política han sido pomposas con interminables pegadas de carteles y mítines glamurosos durante las previas a las elecciones. Sin embargo, el votante ha cambiado, junto a la estrategia. En un país donde la economía no está para muchos gastos, ha obligado a reducir estos acontecimientos a lo mínimo. Pero, el big data ha logrado analizar cómo ha cambiado el votante, hacía donde va y cómo convencerle.

En los años 80 los votantes con pantalones de pana ya no son tan jóvenes, ahora superan los 60 años. Mientra que los jóvenes de 25 a 35 años de hoy en día, que se enfrentan a la crisis, a la falta de empleo, a las elevadas tasas universitarias y viven en la era digital. Tienen otros valores, otra forma de ver la vida y otra forma de vivirla, acciones que gracias a big data se han detectado y analizado, dando pie a un nuevo perfil del votante.

Esta situación, favorecida por los resultados extraídos por big data, ha hecho que cambie la forma de llegar al votante. Ejemplos claros en España con Podemos, que han reducido sus campañas y mítines a puntos estratégicos en el país, en barrios donde reside su perfil de votante y con fuertes acciones en redes sociales, tanto en Twitter como en Facebook.

Los datos han ayudado a los pequeños partidos a emerger y posicionarse más cerca del pueblo, de los jóvenes y apostar en sus campañas por solventar problemas sociales comunes, así como acotar la corrupción, uno de los temas que más preocupa a los españoles.

politica-2

Obama: caso de éxito en política y big data

El presidente de EE.UU. Barack Obama sedujo a sus votantes más jóvenes. Apostó no sólo por una campaña tradicional de comunicación, sino por estrategias de análisis de datos como big data. Un arma que le permitió la reelección.

Además de ampliar su equipo con profesionales del Big Data, centró su mensaje en los datos. Uso aquellos datos de máxima relevancia y los incluyó en su mensaje, llegó al público más jóven y logró su voto. Asimismo, analizó cuáles eran los temas que más preocupaban a los votantes más jóvenes, aquellos que llegaban a las urnas casi por primera vez, que a fin de cuentas son las generaciones futuras.  

Por otro lado, Obama y su equipo hizo un análisis de los internautas en redes sociales y blog relacionados con la temática, con el fin de detectar todos los comentarios que surgían en torno a la situación.

La suma de todas las acciones de marketing tradicional, digital y el análisis de datos a través de Big Data posicionó a Obama en la Casa Blanca.

Comments

comments