Inteligencia Competitiva, descubre como se mueve el mercado

Inteligencia Competitiva, descubre como se mueve el mercado
Valora el artículo

Dentro de las estrategias que aborda el Business Intelligence nos topamos con la Inteligencia Competitiva, que dista del espionaje económico e industrial, ya que son acciones abiertas donde se utilizan recursos legales para conocer como se mueve el mercado y como actúa nuestra competencia.

Es una clara estrategia que nos permitirá mejorar la competitividad respecto a otras empresas o marcas de nuestro sector y se basa en el análisis del comportamiento y acciones que llevan a cabo nuestros “rivales”, así como los clientes. Esta información nos facilitará la toma de decisiones para llevar a cabo una buena estrategia empresarial y posicionarnos en el mercado con seguridad frente a nuestra competencia.

La Inteligencia Competitiva tiene, entre sus objetivos principales, mejorar la visibilidad de la marca y su posición frente a su competencia, así como anticiparse a los cambios de tendencia del mercado y poder estar “a la última” en cuanto a las necesidades que esperan los clientes potenciales. Vivimos en un mercado muy cambiante, cuyo ritmo está marcado por las fluctuantes preferencias, gustos y modas que colocan como “trending” los usuarios, ya nos son las marcas las que fijan las tendencias.

Hace unos años, unos largos años, era el Corte Inglés o las pasarelas quienes marcaban la tendencia primavera – verano de la próxima temporada, y las pequeñas marcas se revolucionaban y fijaban sus diseño en función de estas previsiones. Sin embargo, hoy en día, son las blogeras de moda quienes a través de sus artículos vuelven a poner en las calles los vaqueros con corte de campana o el “street style”, que no es ni más ni menos que dejar que las tendencias las marque la gente con su look. Así que las marcas no solo tienen que investigar a su competencia sino a sus clientes.

Una de las ventajas de la inteligencia competitiva es su capacidad de cubrir una gran cantidad de necesidades de la empresa. Esta estrategia permite monitorear los hábitos de consumo y compra de los clientes, así como detectar sus necesidades, el combo perfecto para detectar nuevas oportunidades de negocio, nichos y target que pasan desapercibidos.

Por otro lado, la inteligencia competitiva es fundamental para posicionar la marca frente a la competencia, ya sea como visibilidad o con una política de precios competitiva. Definir las acciones que está llevan a cabo nuestra competencia y como están funcionando nos puede ayudar a planificar las nuestras.

Pero la inteligencia competitiva no es una labor que se lleva al inicio del nacimiento de una empresa, sino que debe ser una metodología que se alargue en el tiempo, debido a los inesperados giros y cambios del mercado.

Inteligencia Competitiva (1)

Integrar la inteligencia competitiva y emprendimiento

Cuando surge una idea de negocio, nace rodeada de fuertes sentimientos e ilusión, un emprendedor tiene el corazón cargado de entusiasmo y a veces se obceca en que su idea es perfecta y no analiza el mercado de forma correcta. Podríamos llamarlo saltar al vacío sin red. Así que para evitar quedarnos sin dentadura, es mejor establecer y hacer uso de todas las estrategias del Business Intelligence, entre ellas, la inteligencia competitiva.

Antes de poner en marcha cualquier negocio se aconseja realizar un plan de negocio, que entre otros apartados, incluye una análisis de la competencia y de la situación del mercado en el sector.

La inteligencia competitiva nos ayudará a conocer a nuestros competidores más allá del nombre que tienen, averiguaremos como penetran en el mercado, llegan a los clientes, los seducen y que estrategias de marketing ponen en marcha. Se trata de aprender de sus virtudes y evitar cometer sus errores. Las redes sociales nos pueden ayudar a sondear a la competencia, hoy en día son el escaparate perfecto.

A su vez, conoceremos cuales son las preocupaciones de sus clientes, que también serán los nuestros, así como las suyas propias. Nos permitirá definir su target y ver si es un publico objetivo que se cruza con el nuestro o bien podemos afinar más nuestro propio target y abrir un nuevo nicho de mercado.

Por último, la inteligencia competitiva nos dará la oportunidad de estar al día en las cambiantes legislaciones vigentes, cambios de normativa que nos pueden afectar y no quedarnos desactualizados.

Comments

comments